Guiño al futuro

La temporada de competición 2019/20 no cabe duda alguna que pasará a la historia y será foco de recuerdo en la retina de los seguidores. El trago amargo que ha supuesto la crisis sanitaria que azota a la humanidad a día de hoy arrastra un rosario de secuelas de índole deportivo traducido en una brillante temporada plagada de éxitos y excelentes sensaciones sin posibilidad de ahondar en retos de mayor envergadura.      

La resolución emitida por el Comité de Competición y Disciplina Deportiva de la Federación de Castilla y León de Fútbol días atrás a resultas de las excepcionales circunstancias de fuerza mayor que se derivan de la pandemia COVID-19 refleja un reguero de acuerdos que afectan tanto al desenlace final de las competiciones como al orden clasificatorio en los distintos ámbitos de competición.

A efectos deportivos, la resolución acordada por el estamento federativo empapa un amargo escenario que deriva en un nostálgico final de temporada debido al espíritu competitivo y deportivo que impera en el seno del Club.

La extraña atmósfera surgida deja señales positivas y dignas de reseñar merced al excepcional y meritorio trabajo realizado en los tres cuartos del calendario de la competición. De ahí, la sobresaliente panorámica cosechada en el envoltorio clasificatorio.

La felicidad del campeonato liguero alcanzado de forma anticipada como indica la matemática en la División de Honor Juvenil -Grupo 1B- y Alevín Provincial, junto al primer puesto reinante en la tabla clasificatoria hasta el momento de la suspensión de las competiciones en categoría Cadete e Infantil Regional, además del rol protagonizado de idéntica magnitud en categoría Benjamín y Prebenjamín, ambas de ámbito Provincial, avalan la imperial y sublime recolecta en la ya finalizada temporada.

Ciento cuarenta y siete victorias, diez empates y cincuenta y dos derrotas en un total de doscientos nueve encuentros celebrados avalan el alto porcentaje de acierto protagonizado por los trece equipos adscritos a la competición federada. El demoledor balance de mil cuatrocientos diecinueve goles a favor por seiscientos veintiséis en contra dan fe del talante de superioridad impuesto en la cancha de juego.

Tercera División. La plantilla enrolada en el grupo IX ha dejado una reseña en el presente curso que habla de la novena plaza en la tabla clasificatoria. Un puesto de calibrada notoriedad en la clasificación final, pero de significativo valor a tener en cuenta dado los contratiempos surgidos a lo largo de las jornadas. Las ausencias por lesión obligaron a la presencia de jugadores de la plantilla Juvenil de División de Honor en varias de las citas importantes de la temporada. Seis victorias, un empate y nueve derrotas equivalentes a diecinueve puntos, junto a sesenta y cuatro goles a favor por setenta y ocho en contra resumen la actuación de un conjunto del que se confía que adquiera un mayor empaque a corto plazo.  

Foto del encuentro disputado frente al Intersala en el que un plantel de circunstancias y con sensibles bajas arañó un sabroso y meritorio triunfo en tierras zamoranas (3-6)

Juvenil División de Honor. Sin duda alguna la principal hazaña y alegría de la temporada. El título liguero logrado a falta de dos jornadas para la conclusión de la competición regular en el Grupo 1B de la categoría en el decisivo triunfo en la antepenúltima jornada frente al Salamanca FS escenifica la gran machada de la campaña. Una competición cargada de emoción y tensión por los cuatro costados en la que la plantilla dirigida por Esqui ha respondido a las mil maravillas con un espectacular bagaje que se traduce en once victorias por una única derrota como lunar. El atronador olfato de setenta y un goles en el casillero a favor por tan únicamente veintinueve en contra señala al equipo como máximo realizador y menos goleado del campeonato.

La guinda por explorar al singular pastel conseguido en la exigente temporada priva al equipo de Esqui tras las inesperadas circunstancias de la merecida disputa de la fase nacional frente a los dos primeros clasificados del grupo gallego y el segundo clasificado del grupo castellano leonés. Un titánico cuerpo a cuerpo en el que los dos primeros clasificados luchaban por el ansiado billete para el Campeonato de España de Clubes previsto en la localidad madrileña de Las Rozas.

Año más que feliz en la fase regular y por circunstancias de orden mayor de ilusiones truncadas en la recta final de la competición para una generación de oro en la que termina ciclo en la etapa juvenil, Javier Paniagua, David Vaquero, Gonzalo Barrientos, Nacho Cortés, Adrián Antolín, Adrián Rodriguez, Álvaro Diez y José Martínez. En el capitulo goleador Armand Torrego finaliza la temporada en el segundo puesto de máximos goleadores con catorce tantos. 

La participación con la Selección de Castilla y León Sub-18 en el Campeonato de España de Selecciones Territoriales por parte de Javier Paniagua, Armand Torrego y Álvaro Díez es otro de los motivos de satisfacción añadida en el transcurso de la temporada.                  

 

Juvenil Regional. La segunda plantilla juvenil, en etapa de formación y como relevo a las bajas anunciadas en el equipo de orden mayor, ha protagonizado una temporada en la que a falta de ocho jornadas para la conclusión ha visto traducida su destacada participación en un meritorio y prometedor cuarto puesto de la clasificación con veintinueve puntos, a tres de diferencia del segundo clasificado, San Cristóbal de Segovia.

La plantilla dirigida por Garci con altibajos a lo largo de las quince jornadas disputadas ha dejado en el ambiente un agradable sabor de boca. De hecho, el botín obtenido revela nueve sabrosas victorias, dos derrotas y cuatro únicas derrotas, con sesenta goles a favor por sesenta y dos en contra.  

 

Cadete Regional. La primera de las gratas alegrías y que se ha quedado con las mieles del triunfo final entre los labios ante la más que ansiada y deseada disputa del tramo final nace de la llamativa actuación llevada a cabo por la plantilla dirigida por Sergio Toral y Rubio. Una temporada cargada de éxito y espectaculares actuaciones que llevan consigo el flamante balance de ciento sesenta y cuatro goles a favor por treinta y tres en contra. Siendo el equipo más goleador y menos goleado de la temporada, además de justo vencedor del Trofeo Juego Limpio otorgado por la Federación de Castilla y León de Fútbol. 

Catorce victorias y un único empate por bandera en los quince encuentros celebrados y con nueve puntos de diferencia frente al segundo clasificado, San Cristóbal de Segovia, pone a las claras la calidad que impera en el seno de una plantilla que ha dominado la competición desde el inicio liguero hasta el inesperado final.

 

Por parte de la segunda plantilla y con la diferencia del año que impera en los componentes que integran el grupo cabe saborear con satisfacción la séptima plaza lograda en la tabla clasificatoria. A la hora de hablar de números conquistados por el plantel dirigido por Pedro Martínez se detecta un prometedor equilibrio de cara a la próxima temporada. Seis victorias y seis derrotas junto a tres encuentros con tablas en el marcador como punto medio de la balanza inducen a pensar en un sugerente segundo año de competición con un objetivo por luchar de mayor envergadura.

Diego Martínez, integrante de la primera plantilla junto a Pablo Sanz, perteneciente al segundo escuadrón de batalla, encabezan la tabla de máximos realizadores de la categoría con 28 y 27 goles, respectivamente.

Sin olvidar, la participación de ambos estiletes en el Campeonato de España de Selecciones Territoriales Sub-16, junto a Álvaro Martínez, Tomás Cobo y Víctor Pascual.     

 

Infantil Regional. La categoría de menor índole en el panorama regional contempla la segunda satisfacción clasificatoria de la temporada y, a su vez, de prometedor proyecto inacabado a cuenta de las siete jornadas ligueras por disputar.

Un equipo que arrancó con bríos de grandeza y mostró a las primeras de cambio su candidatura al título liguero. Los catorce encuentros disputados por la plantilla de Miguel Martín no han dicho nada en sentido contrario y de significante poderío se desprende las trece victorias y un único empate cosechados. Ciento veintisiete goles a favor por veintisiete en contra hablan por sí solos del campeonato logrado por un conjunto que además se distingue por ser el máximo realizador y menos goleado de la categoría.

Rodrigo Inés, con treinta y tres dianas como tarjeta de presentación, comparte la primera plaza de la tabla de goleadores en la categoría junto al jugador del San Cristóbal, Román de Andrés. 

 

En el polo opuesto y con un nulo cariz en cuanto a triunfos se contempla la presencia de una segunda plantilla que se queda con el deseo de conocer el dulce sabor de la victoria. La inexperiencia y el primer año de participación de la plantilla de Adrián Sanzo en una desconocida categoría la ha llevado a acumular un amargo lastre de catorce derrotas consecutivas.

Pese a la rudeza de la experiencia vivida, la plantilla de Adri ha estado a la altura de las circunstancias en todo momento y en cada una de las citas ligueras. El grupo humano formado y la fase de aprendizaje deben servir para afrontar el nuevo curso con bríos de firmeza y entereza. No todo es ganar y de las derrotas también se aprende. El valor adquirido de compromiso, junto a la capacidad de entrega y lucha en los momentos malos no quedan en el olvido y son también dignos de elogio.     

Las dos plantillas de categoría Infantil en una de las citas de la  temporada

Alevin Provincial. El segundo de los títulos ligueros obtenidos sin llegar a la finalización del calendario de competición ha tenido a la joven plantilla dirigida por Esqui como protagonista de un curso sin fisura alguna por reseñar. Dieciocho victorias consecutivas con el Tsunami que representan los doscientos veinticuatro goles a favor por siete únicos en contra, dicen muy mucho de la abismal diferencia plasmada en cancha por un equipo llamado a protagonizar una fase regional ante los representantes de las provincias de Salamanca, Segovia y Zamora con serias posibilidades de sacar billete para el ansiado Campeonato de España de Clubes.

El alto porcentaje goleador mostrado por el conjunto de Esqui incide directamente en la tabla de goleadores. Mario Fernández, Héctor Gómez y Gonzalo Placer copan los tres primeros puestos con cincuenta y dos y treinta y siete goles, respectivamente.

Sin la lógica alegría que aporta la sabrosa cosecha del triunfo final en la categoría, pero con el espíritu competitivo reinante en los dos equipos restantes ha concluido una temporada de la que se desprende buenos augurios de cara al próximo campeonato.

Tan solamente hay que observar la segunda plaza obtenida por la plantilla de Gonzalo Martínez y Pedro Martínez,,y el significativo cuarto puesto cosechado por los pupilos de Luis Antonio Rodríguez y Rodri Arias.

          

Benjamín Provincial. De idéntica guisa se contempla la participación llevada a cabo en la segunda categoría de índole provincial. La plantilla de Sergio Toral y Rubio ha sido la gran protagonista de una inacabada temporada en la que ha impuesto un frenético ritmo de juego. Las veinte victorias consecutivas equivalentes a sesenta redondos puntos con el feroz bagaje de doscientos setenta y cinco goles a favor y veintiuno en contra plasman la fortaleza y naturaleza de un equipo que acariciaba el título liguero y la merecida lucha por la supremacía regional. Un goloso pastel a degustar con vistas a la ansiada participación en el Campeonato de España de Clubes

Alejandro Vallejo y Ángel Paredes con sesenta y nueve y sesenta y un goles, respectivamente, se distinguen por copar los dos primeros puestos de la tabla de realizadores. 

*

La tercera plaza conquistada por la plantilla de Marcos González y Peonza, con el balance positivo de doce victorias y ocho derrotas en los veinte encuentros disputados es sinónimo de provechosa temporada a la vez que deja un satisfactorio sabor de boca.

¥

Prebenjamín Provincial. Los más pequeños de la ‘casa’ en edad competitiva han protagonizado una de las ‘grandes’ alegrías de la temporada. La imbatibilidad mostrada a lo largo de las trece citas en las que se han visto las caras con las plantillas de Laguna de Duero y Peñalba dejan entrever un prometedor futuro para las próximas temporadas.

La joven plantilla de Miguel Martín ha quedado a las puertas de certificar matemáticamente un título liguero que tenia entre manos dado el holgado colchón de veinte puntos de diferencia que mantenía con el segundo clasificado, Peñalba. Carlos Turiel, con treinta y dos dianas y a ocho del segundo clasificado, firma el primer puesto de la tabla de goleadores.

Los jugadores de la plantilla Juvenil de División de Honor, David Vaquero y Adrián Rodríguez han sido los ayudantes de Miguel Martín durante la temporada.  

Escolar. La competición no federada se ha distinguido por la participación de la plantilla Cadete y Benjamín en los Juegos Escolares de la Fundación Municipal de Deportes de Valladolid.

Al igual manera en que la competición federada, los juegos escolares han sido presa de la suspensión de la competición. Hasta la fecha de la inacabada temporada, el conjunto Cadete de Luis Rodríguez y Rodri Arias plasmó una brillante actuación en una primera fase regular de competición en la que cosechó la primera plaza del Grupo C, producto de seis victorias consecutivas. En la segunda fase, la actuación de la plantilla de Rodríguez acumulaba el sabroso pastel del primer puesto del Grupo ‘A’ con cuatro victorias por una única derrota en los cinco encuentros disputados.

Por su parte, el conjunto Benjamín de José Martínez cuenta su participación en una categoría en la que no se tiene en cuenta la clasificación dado el carácter puramente participativo de la competición con un equilibrado y meritorio balance de victorias y derrotas.

 

Escuela. La fabrica de talentos ha sido otra de las gratas y satisfactorias apuestas mirando al futuro y de cara a las próximas temporadas. Un atractivo y mágico plantel de ilusionados principiantes en la disciplina deportiva, que han disfrutado de lo lindo de la mano de Miguel Martín y Javier Villoslada en las ocasionales reuniones con diferentes escuelas de fútbol sala de la ciudad.   

 

SALUD PARA TODOS!!!