El Cadete ‘B’ sale por la puerta grande!!!!!

El IV Torneo Nacional de Fútbol Sala ‘Valladolid Ciudad del Deporte’ en categoría Juvenil y Cadete con sede en los Polideportivos de Lalo García y Parquesol respondió a las expectativas creadas de tensión y emoción merced a los vibrantes encuentros disputados a lo largo del sofocante pasado fin de semana.

Encuentros de una gran altura en los que los equipos participantes han puesto de manifiesto la excelente puesta a punto de cara a la nueva temporada.

En categoría Juvenil, la plantilla dirigida por Esqui dejó una magnifica impresión en la fase de grupos que compartió con San Cristóbal (Segovia, Las Rozas y Rivas ‘B. La victoria ante los segovianos (4-0) y las Rozas (1-0) y el empate frente al Rivas B’ (2-2), dio pie al choque de semifinales en el que el conjunto de Esqui midió fuerzas ante el Rivas ‘A. Un choque de extremada igualdad y un incierto final que cayó del lado del bando madrileño por la ajustada victoria de un gol de diferencia (5-4),

En la otra semifinal Rivas ‘B’ se deshacía con comodidad del Burela gallego y era la segunda plantilla del club madrileño la que se se alzaba con el triunfo final en la ronda de penaltis tras un igualado choque con su ‘hermano mayor’ (‘4-4).

El trofeo del mejor jugador fue para Álvaro Munielo (Rivas ‘B’) y el de mejor portero para Mario Merino (Rivas ‘A’).

En categoría cadete la sabrosa noticia del fin de semana ha estado en la gran final protagonizada por las plantillas dirigidas por Sergio Toral y Pedro Martínez tras un una emocionante fase de grupos, y dos vibrantes semifinales en las que ambas plantillas impusieron su ley en la cancha.      

Si de sorpresa ha sido el triunfo conseguido por la segunda plantilla del club madrileño (Rivas) en categoría Juvenil, idéntico desenlace tuvo el encuentro final de cadetes que llegó a la conclusión del tiempo reglamentario con tablas en el marcador (2-2).

La suerte desde el punto de penalti corrió del lado de la plantilla de Pedro Martínez tras una igualada y emocionante tanda de lanzamientos que tuvo a Jaime Pelayo como protagonista del decisivo tanto del triunfo. 

El trofeo para el mejor jugador recayó en Pablo Sanz, mientras que el de mejor portero fue para Eduardo Durante.